26 de ene. de 2011

Sindrome del manguito rotatorio

Anatomía del hombro:

Anatomía del hombro
Click Image to Enlarge
El hombro está compuesto por varios componentes, entre los que se incluyen los siguientes:
  • huesos : la clavícula, la escápula (omóplato) y el húmero.
  • las articulaciones : facilitan el movimiento e incluyen la articulación acromioclavicular (punto donde la clavícula se une con el acromión) y la articulación del hombro (articulación glenohumeral) que facilita el movimiento hacia delante, en círculo y hacia atrás del hombro.
  • ligamento : tejido conjuntivo resistente y elástico que rodea la articulación para sostenerla y limitar sus movimientos. Los ligamentos del hombro incluyen la cápsula de la articulación (un grupo de ligamentos que conectan el húmero con la cavidad de la articulación del hombro en la escápula para estabilizar el hombro e impedir que se disloque), ligamentos que unen la clavícula con el acromión y ligamentos que conectan la clavícula con la escápula adhiriéndose a la apófisis coracoide.
  • acromión : punto más alto del hombro que está formado por una porción de la escápula.
  • tendón : tipo de tejido conjuntivo resistente que conecta los músculos a los huesos, y ayuda a controlar el movimiento de la articulación.
  • músculo : tejido resistente contráctil que ayuda a sostener y rotar el hombro en distintas direcciones.
  • manguito rotatorio : compuesto por tendones, el manguito rotatorio (junto con sus músculos asociados) mantiene la esfera de la articulación glenohumeral en la parte superior del húmero (parte superior del brazo).
  • bursa : bolsa llena de líquido situada entre los huesos, ligamentos u otras estructuras adyacentes, que ayuda a amortiguar la fricción en una articulación. En el hombro, la bursa se encuentra entre la capa muscular del manguito rotatorio y la capa exterior de músculos grandes y voluminosos e impide que el manguito rotatorio roce contra la articulación del hombro.

    Razones para realizar el procedimiento

    Las lesiones en los hombros son frecuentes. Los atletas y los trabajadores de la construcción a menudo sufren lesiones en el manguito rotatorio debido al movimiento repetitivo y al uso excesivo del hombro. El manguito rotatorio puede dañarse a raíz de una caída o de una lesión al hombro. También puede dañarse lentamente con el paso del tiempo. El daño puede ser consecuencia de:
    • torcedura o desgarros del manguito rotatorio
    • inflamación de la bursa (bursitis) del hombro
    • inflamación de los tendones (tendinitis) del hombro
    • síndrome de compresión: causado por la compresión o roce excesivo del manguito rotatorio con la escápula. El dolor asociado con este síndrome es el resultado de una bursa inflamada encima del manguito rotatorio, de una inflamación en los tendones del manguito rotatorio o de la formación de depósitos de calcio en los tendones debido al uso y desgaste. Este síndrome puede llevar a un desgarro en el manguito rotatorio.
    Los síntomas más comunes son dolor recurrente, capacidad limitada para mover el brazo y debilidad muscular.
    Si los tratamientos médicos no resultan satisfactorios, la cirugía de reparación del manguito rotatorio puede ser un tratamiento efectivo. Algunos tratamientos médicos para las lesiones del manguito rotatorio pueden incluir, entre otros, los siguientes:
    • reposo
    • medicamentos antiinflamatorios no esteroideos
    • ejercicios de estiramiento y fortalecimiento
    • terapia de ultrasonido
    • inyecciones de esteroides
    La cirugía del manguito rotatorio se puede realizar utilizando un artroscopio. El artroscopio es un pequeño instrumento con forma de tubo que se inserta en la articulación. Está formado por un sistema de lentes, una pequeña cámara de vídeo y una luz. La cámara está conectada a un sistema de monitoreo que permite al médico visualizar una articulación mediante una incisión muy pequeña. Frecuentemente, el artroscopio se utiliza junto con otros instrumentos que se insertan a través de otra incisión.
    Si no se puede reparar una lesión del manguito rotatorio mediante artroscopia, puede realizarse una cirugía de reparación abierta. En algunos casos, pueden ser necesarios un injerto de tendón y un reemplazo de articulación.
    Su médico también puede recomendarle una reparación del manguito rotatorio por otros motivos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada